Con éxito, especialistas del IMSS Guerrero extraen varilla de media pulgada de axila de niña

La menor subió a una barda para recolectar mangos cuando ocurrió el accidente; tenía riesgo de perder la extremidad.

Con una pronta y exitosa intervención quirúrgica, especialistas en cirugía pediátrica del Hospital General Regional (HGR) No. 1 “Vicente Guerrero”, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Guerrero, salvaron la vida de una niña de 8 años, al extraerle una varilla de su axila derecha.

Araceli “N”, originaria de Petatlán, subió a una barda porque quería cortar mangos. En su intento por no caerse, la pequeña se incrustó una varilla de media pulgada, la cual ingresó por la pared anterior del área axilar y salió a través de la pared posterior, poniendo en riesgo la integridad del brazo, sensibilidad, funcionalidad y vida de la menor.

Tras una atención rápida en el Hospital General de Zona con Unidad de Medicina Familiar (HGZ/MF) No. 8, en Zihuatanejo, la derechohabiente fue trasladada a Acapulco con un diagnóstico de gravedad.

El doctor José Gobén Arredondo Villanueva, cirujano pediatra adscrito al HGR No. 1, explicó que Araceli “ingresó con un diagnóstico de trauma por empalamiento grave, el cual es el que se produce por el impacto de un objeto contra el cuerpo provocando una herida penetrante, de modo que éste queda clavado en el cuerpo.

Durante la intervención quirúrgica para la extracción del objeto, el cirujano detalló que se realizó un aseguramiento previo del paquete neurovascular y “afortunadamente, todo salió muy bien”.

Posterior a la cirugía, la derechohabiente inició con un esquema de antibiótico por vía venosa y analgesia, así como rehabilitación, que le permitió mejorar la movilidad de su extremidad.

“Araceli en estos momentos se encuentra siendo egresada, va rumbo a casa, va con su brazo funcional, con una muy buena calidad de vida y con un buen pronóstico”, expresó Arredondo Villanueva.

La señora María Magdalena “N”, madre de la pequeña, reconoció la gravedad con la que su hija llegó al hospital, pero confió en la atención médica de los especialistas del IMSS para resolver su salud.

Junto a su madre, la menor agradeció la prontitud y atención con calidez que recibió por parte de todo el personal del IMSS de Petatlán, Zihuatanejo y Acapulco; además, agregó que seguirá las indicaciones de los médicos hasta llegar a una recuperación integral.

Finalmente, el médico Arredondo Villanueva recordó a los padres de familia o tutores la importancia de vigilar las actividades de los menores de edad y evitar accidentes caseros comunes o de gravedad, que puedan afectar su salud e incluso poner en peligro la vida.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.