Cuenta IMSS Guerrero con estrategia de alimentación para menores de cero a nueve años

· Se trata de NutrIMSS en la infancia, que se otorga con una sesión grupal y dos consultas individuales.

· Se puede solicitar en sus consultorios de Medicina Familiar cómo tener acceso a la estrategia educativa y de prevención.

Con el objetivo de cambiar su estilo de vida, pero con el conocimiento de lo que representa una buena alimentación, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guerrero impulsa la estrategia NutrIMSS en la infancia, para niños de cero a los nueve años.

La información es transmitida a los padres, tutores o cuidadores de los menores de edad, y a partir de los seis años, las niñas y niños ya reciben información directa por parte de personal del Seguro Social, informó el personal de nutrición del IMSS en la entidad.

Los nutriólogos del Instituto detallaron que la estrategia de alimentación se divide en tres grupos: niños de cero a dos años, de tres a cinco años y de seis a nueve años.

En el primer grupo, de cero a dos años, se les enseña a evaluar su estado de nutrición, desde el seno materno, cómo inicia la ablactación, cuando se inician otros alimentos que no son leche.

Así también las cantidades que deben ir comiendo de frutas, de purés, en papilla de verduras y cómo se va introduciendo los alimentos como vegetales, frutas cereales, carnes, leguminosas, entre otras.

En el menor de dos a cinco años, edad escolar, se les enseña a determinar cómo el niño tiene hambre, saciedad, satisfacción o cómo el niño está realmente nada alguna necesidad psicológico o de emociones para que no confunda. En este periodo, detalló que es común ser un estado emocional “se quiera calmar” con algún tipo de producto como dulces o chocolates.

En el grupo de seis a nueve años, se realiza una evaluación del estado nutricional y se les explica a los padres sobre la elaboración de la lonchera saludable; incluso el menor puede elegir los alimentos sanos y de acuerdo con sus propios gustos

“La estrategia es para que el niño identifique que alimentos le benefician y cuáles son las consecuencias de consumir uno y otro alimento y explicarle que lleva su lonchera para que ellos mismos participen y elijan alimentos que a ellos le gustan”.

Además de la alimentación se resalta la importancia del consumo de agua natural (no jugos ni aguas frescas de sabor), así como de la activación física, mismos que se deben de fomentar desde los primeros años de vida, resaltaron.

Los nutriólogos indicaron que las pláticas se otorgan de forma grupal, una sola vez, posteriormente en su consulta familiar se mantendrá el seguimiento del pequeño derechohabiente.

Invitó a los padres de familia o responsable de los menores, para que acudan a la unidad de su adscripción, conozcan la estrategia y soliciten la consulta, para que todos los integrantes del hogar adopten las acciones los hábitos de salud.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.