¡Jálalo que es pargo!

  • El deporte, lo máximo

Por Jacko Badillo

Con la novedad de que ya estamos de regreso y, a la inversa de lo que dice la canción, ni estaba muerto, ni andaba de parranda, sino todo lo contrario.

La verdad es que servir a mis paisanos guerrerenses y particularmente a los acapulqueños está siendo una maravillosa experiencia, pues me permite no solamente tener mayor cercanía con la realidad que vive nuestro municipio, sino contribuir de manera más decidida a tratar de resolver la inmensa problemática que padecen miles de familias.

El alto honor de ser representante del Distrito 9 en el Congreso del Estado, como diputado a la LXIII Legislatura local, es en realidad un gran compromiso que asumo con mucha responsabilidad, y con esa investidura tuve la oportunidad de acompañar a nuestra gobernadora Evelyn Salgado Pineda y a la alcaldesa Abelina López Rodríguez a presenciar el desfile conmemorativo a un aniversario más de la Revolución Mexicana, el pasado 20 de noviembre.

Les confieso que me embargó la emoción y cierta nostalgia al observar los contingentes de deportistas que con mucho orgullo desfilaron e hicieron exhibiciones de las diferentes disciplinas que practican, pues vinieron a mi memoria aquellos ayeres cuando orgulloso representaba a mi municipio, al estado y al país en infinidad de competencias dentro de la natación, junto a mi hermano Jaime Badillo Escamilla.

Lo he dicho y lo sigo sosteniendo, la práctica deportiva es una de las mejores herramientas para tener una mejor sociedad, pues no solamente nos conduce a una vida saludable, sino es el motivo perfecto para la integración familiar, además de que es bien sabido que los buenos deportistas son también formados en valores, disciplina y respeto.

No es presunción, sino al contrario, con mucha humildad les comento que dentro de mi familia, hacer deporte es lo máximo y es una gran bendición que mis hijos sigan la tradición, con un excelente rendimiento dentro de las competencias de natación que como padres nos llenan de orgullo y satisfacción.

No importa cuál sea la disciplina deportiva que practiquen, lo importante es que sus hijos se mantengan activos y tengan un sano desarrollo. Mientras tanto… ¡Jálalo que es pargo!

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.