Nepotismo de Adela Román, otorga plazas a personal de confianza.

ENRIQUE HERNÁNDEZ CAMPOS

A pesar de las declaraciones de la todavía presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo, de que no dejará a sus allegados con plazas sindicales, salió a relucir que la directora de Egresos, Palmira Pérez Vera y Jesús Castrejón Urieta, ex chofer de Adriana Román, cuando fungió como presidenta del DIF, ya fueron basificados en la sección 56 que encabeza Efrén Salinas Chávez.

Además, a la secretaria de Finanzas, Anayeli Valerio Godoy, también ya tiene su base en la sección 24 de Rosalinda Marín Terán. Y como si esto no fuera poco, al papá de la secretaria lo basificaron en la sección 19, que dirige Mario Alonso Quevedo, a quién por cierto, no se le vio en las manifestaciones que realizaron las otras secciones sindicales en exigencia de los adeudos que tiene la administración que encabeza Adela Román.

De acuerdo a datos de trabajadores asignados a las distintas secciones sindicales del SUSPEG en Acapulco, la administración de la alcaldesa Adela Román Ocampo, dejó más de 100 nuevas bases las cuales serán integradas a las nómina de más ocho mil trabajadores que reciben un sueldo del horario público.

Pero la lista no queda ahí, también Tania Samana, directora de Catastro tiene su premio de consolación; Román Ocampo la dejará como personal de base en la sección 24, además del directores la Juventud quien también trascendió que fue basificado, como también tres trabajadores de la dirección de Comunicación Social quienes tenían antigüedad de tres a seis años.

A pesar de que en reiteradas ocasiones ha dicho que no basificará a nadie de sus familiares, la realidad es que ya son varias las quejas de trabajadores del Ayuntamiento señalando que personal de confianza que entró en la actual administración, ya tienen plaza a pesar de no cumplir con los requisitos que los sindicatos y el propio Ayuntamiento establecen.

Es de voz de los agremiados a los sindicatos, han señalado su malestar porque hay personal que cuenta con más de 15 o 20 años laborando y no han sido tomados en cuenta y mientras que los cercanos a Adela Román, disfrutan ya de sus plazas.

Román Ocampo se va dejando un Acapulco sin agua, con basura en cada esquina y una severa crisis financiera en el Ayuntamiento porteño, pero deja a sus cercanos bien colocados en los sindicatos.

Las nuevas bases de está administración, fueron distribuidas en dependencias como Comunicación Social, Finanzas, Catastro, DIF, Injuve, Egresos.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.